EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 2, 22-40

Sábado de la Tercera Semana del Tiempo Ordinario

Fiesta de la Presentación del Señor

“Luz para iluminar a las naciones”

👼🏻 Invocamos al Espíritu Santo

Espíritu Santo ven a estos momentos donde nos disponemos de corazón y mente para escuchar el mensaje de Dios y ponerlo en acción en nuestra vida.

Amén

📖 Evangelio según Lucas 2, 22-40

Cuando llegó el día fijado por la Ley de Moisés para la purificación, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, como está escrito en la Ley: Todo varón primogénito será consagrado al Señor.
También debían ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o de pichones de paloma, como ordena la Ley del Señor.
Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, que era justo y piadoso, y esperaba el consuelo de Israel. El Espíritu Santo estaba en él y le había revelado que no moriría antes de ver al Mesías del Señor.
Conducido por el mismo Espíritu, fue al Templo, y cuando los padres de Jesús llevaron al niño para cumplir con él las prescripciones de la Ley, Simeón lo tomó en sus brazos y alabó a Dios, diciendo:
“Ahora, Señor, puedes dejar que tu servidor muera en paz, como lo has prometido, porque mis ojos han visto la salvación que preparaste delante de todos los pueblos: luz para iluminar a las naciones paganas y gloria de tu pueblo Israel”.
Su padre y su madre estaban admirados por lo que oían decir de él.
Simeón, después de bendecirlos, dijo a María, la madre: “Este niño será causa de caída y de elevación para muchos en Israel; será signo de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón. Así se manifestarán claramente los pensamientos íntimos de muchos”.
Estaba también allí una profetisa llamada Ana, hija de Fanuel, de la familia de Aser, mujer ya entrada en años, que, casada en su juventud, había vivido siete años con su marido.
Desde entonces había permanecido viuda, y tenía ochenta y cuatro años. No se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día con ayunos y oraciones.
Se presentó en ese mismo momento y se puso a dar gracias a Dios. Y hablaba acerca del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.
Después de cumplir todo lo que ordenaba la Ley del Señor, volvieron a su ciudad de Nazaret, en Galilea.
El niño iba creciendo y se fortalecía, lleno de sabiduría, y la gracia de Dios estaba con él.

😇Palabra del Señor

📕 Lectura, ¿Qué dice el texto?

Cuando llegó el día fijado por la Ley de Moisés para la purificación, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, como está escrito en la Ley

 

Simeón lo tomó en sus brazos y alabó a Dios, diciendo: “Ahora, Señor, puedes dejar que tu servidor muera en paz, como lo has prometido, porque mis ojos han visto la salvación que preparaste delante de todos los pueblos: luz para iluminar a las naciones paganas y gloria de tu pueblo Israel”.

 

Notas Bíblicas:

 

Según la tradición católica, el 2 de febrero en recuerdo al pasaje bíblico de la Presentación del Niño Jesús en el Templo de Jerusalén (Lc 2; 22-39) y la purificación de la Virgen María después del parto, para cumplir la prescripción de la Ley del Antiguo Testamento (Lev 12;1-8).

La fiesta es conocida y celebrada con diversos nombres: la Presentación del Señor, la Purificación de María, la fiesta de la Luz, la fiesta de las Candelas y la fiesta de la Candelaria; todos estos nombres expresan el significado de la fiesta. Cristo la Luz del mundo presentada por su Madre  y Padre en el Templo viene a iluminar a todos como la vela o las candelas, de donde se deriva el nombre de Candelaria.

🙋🏽‍Siguiendo este texto, ¿Cuáles son las palabras o frases o actitudes que atraen tu atención, tu interés?

📗 Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?

¿Cuál es la ley que Dios nos pide al presentar a un pequeño?, ¿Valores, cuidados materiales, moral, leyes civiles, leyes de los hombres?, al igual que Simeon, ¿Veo en el Señor la paz que necesito y la salvación?, ¿Reconozco que Jesucristo es la luz que ilumina a todos sin excepción alguna?, ¿Qué significa que es la luz que ilumina en mi vida, en la vida de cada uno?, ¿Doy gracias a Dios Padre con mucha alegría por habernos enviado a nuestro salvador?

🙋🏻Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu meditación, tu reflexión personal?

📘 Oración, ¿Qué le decimos a Dios?

Mi Señor Jesucristo, llegaste como la gran luz que ha de iluminar por doquier, entrarás por nuestros corazones y sacaras toda obscuridad. La ley de Dios es sembrar y cuidar en quienes están bajo nuestra protección y en nosotros mismos, amor, misericordia, bondad, humildad, congruencia, los buenos valores, actitudes  y acciones en la vida; ayúdanos Señor a cumplir tu ley y a verte constantemente en cada uno de nuestros hermanos, en todo lo que nos rodea, que llevemos y recibamos paz, porque eres el camino y la salvación; gracias porque me creaste y me permites gozar de cuánto tú me das. Te pedimos que bendigas a todos los niños del mundo y a nuestras familias.

🙋🏿‍Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu oración personal?

Cada uno pone sus intenciones.

Amén.

📙 Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?

“Luz para iluminar a las naciones”
(Repetimos)
“Luz para iluminar a las naciones”
“Luz para iluminar a las naciones”

🙋🏼Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la palabra o frase o párrafo o actitud que te ayuda a recordar este texto?

🏃🏻⛪ Acción, ¿A que me comprometo con Dios?

  1. Que nos comprometamos a cumplir la ley de Dios en nosotros mismos, en cada pequeño, con nuestros semejantes.
  2. Reconocer y afirmar que Jesucristo es la luz y la salvación que saca todas las obscuridades de nuestra vida y en todo momento.
  3. Dar gracias a Dios Padre en oraciones y acciones por haber enviado a su hijo como ejemplo, como luz para nuestra salvación.

🙋‍Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la acción concreta que te invita a realizar?

Deja un comentario